post
avatar
Marketing creative
Octubre 2021
48 views

Consejos de Marketing

Consejos de Marketing para el negocio Local

Los pequeños comercios están atravesando por momentos muy difíciles. Actualmente hay mucha competencia, los altos costos y también el auge de las compras a través de los medios digitales ha complicado mucho más el panorama.

Sin embrago, los negocios locales siguen siendo una buena forma de generar ingreso si realizamos el adecuado uso de las estrategias de marketing. Estamos frente a una época de cambio y solo lograrás el éxito si te adaptas a ellos y aprendes a convivir con lo nuevo y lo utilizas a tu favor.

El negocio local tiene en contra el manejo de un presupuesto muy ajustado que muchas veces no le permite llevar a cabo grandes o importantes estrategias para realizar cambios sustentables, sin embargo debemos aprender a trabajar con nuestras deficiencias y colocarlas a nuestros favor para tener mayores beneficios.

Una buena manera de hacerlo es trazarnos metas alcanzables. Pues a pesar de tratarse de negocios pequeños o locales. Estos establecimientos llegan a un sector que desea ser atendido de alguna manera y contando con un servicio y calidad que siempre es mejorable.

Para que triunfes en tu tarea y logres un negocio exitoso a pesar de los factores externos toma en cuenta estas recomendaciones.

Objetivos

En la mayoría de los casos podemos llegar a asumir que solo es necesario tener un gran objetivo, que generalmente es vender mucho o tener éxito, pero es indispensable que tengamos un plan de acción para poder cumplir con esa gran meta.

Debes plantearte los objetivos claros de lo que desees hacer. Un deseo no siempre es un objetivo, si no sabes lo que quieres lograr a mediano o largo plazo es imposible medir los resultados, por esto es fundamental que comencemos con una guía de a dónde queremos llegar y así nos tracemos un plan de acción.

Ciertamente el deseo de todos al momento de crear un negocio es vender más, pero para lograr esto son necesarios los objetivos generales y también los objetivos específicos que vienen a ser como el camino que debemos transitar paso a paso. Algunos ejemplos que nos pueden servir como objetivos generales son:

  • Ser lider en mi sector
  • Incrementar las ventas
  • Crecer
  • Lograr una mayor rentabilidad
  • Mantenerme por mucho tiempo
  • Tener una mayor participacion en el mercado

Pero, para alcanzar estos objetivos generales son necesarios los objetivos específicos o metas, que es concretamente lo que deseamos alcanzar en tiempo y cantidad. Algunos ejemplos son:

  • Aumentar las ventas mensuales un 20%
  • Abrir una nueva tienda el proximo año
  • Vender 2000 productos en un año
  • Obtener una rentabilidad anual del 25%
  • Mantenerme por mucho tiempo
  • Lograr una mayor participación en el ercado del 20%

Propuesta de valor

Haz algo diferente. Envuelve tu oferta de producto de manera única y original. Puede que tengas mucha competencia, pero siempre habrá algo más que puedes ofrecer y que te hará ser la opción ideal.

Esto hace la diferencia y te destaca del resto. Debes definir una propuesta de valor para tu negocio. En pocas palabras, se trata de darle al cliente las razones necesarias para que nos elija en vez de a nuestra competencia.

Una propuesta de valor que se encuentra bien definida debe contener lo siguiente:

  • Cómo tu producto será la solución o lo que tu cliente necesita
  • Cuál es el beneficio que obtendrá el cliente al elegirte
  • Que te hace diferente de tu competencia y por qué deben elegirte a ti

Debes tener claro que tu Slogan no puede ser tu propuesta de valor, aunque ciertamente puede que sean parecidos y probablemente para crear tu Slogan te basaste en el valor agregado de tu negocio.

La propuesta de valor amerita un trabajo en estudiar a tus clientes, en analizar los productos similares al tuyo que hay en el mercado y lograr algo que lo haga diferente y especial y responda a las necesidades que posee tu audiencia. Por ejemplo, si tienes una cafetería y dices que es el mejor café de la ciudad, así debe serlo. Lo más importante de todo es que sea real.

El tema de la cafetería nos puede ayudar mucho de ejemplo, porque hay muchas en todo el mundo, pero hay algunas que se han hecho más populares que otras y esto muchas veces se debe a la atención que reciben los clientes. Es decir, no se trata solamente de vender café, sino de vender momentos y experiencias.

En este punto juega un factor decisivo la atención que reciben los clientes, si pueden acompañar su café con algo más, si ofrecen diferentes tipos de café y combinaciones, como por ejemplo, con crema, vainilla, frío, caliente, entre otros.

Otro valor agregado en la actualidad puede ser el hecho de que ofrezcas una cafetería apta para que las personas puedan ir y reunirse, conversar, escuchar buena música o conectarse al wifi. También puede ser un espacio tranquilo, más como de lectura y reflexión. Todas estas características ofrecen algo más al cliente que lo pueden hacer decidirse por tu cafetería en vez de otra que sea más económica o cercana. ¿Ves la diferencia?

La imagen si importa

La mayoría de los seres humanos son visuales, por tanto es tan importante ser de buena calidad como mostrarlo. En este caso es importante contar con una imagen corporativa sólida y uniforme que transmite profesionalismo y seriedad.

Si muestras que te ocupas en tu imagen y en cuidar cada detalle, las personas se sienten cómodas con adquirir el producto que ofrezcas, pues ya eso habla de la calidad y de la atención que colocas en ser cada vez mejor.

Siguiendo con el ejemplo de la cafetería, tal vez no tengas mucha variedad en los cafés que ofrece, pero lo das en vasos que poseen tu imagen, con algún otro elemento promocional y eso también le agrega mucho valor a tu negocio, la imagen.

Algunas recomendaciones para trabajar en este particular podrían ser:

  • Trabajar en tu imagen corporativa
  • Consigue el nombre correcto para tu negocio y que sea fácil de recordar
  • Escoge el mejor diseño que defina a tu compañía y este acorde con tu identidad
  • Ten tus propios colores corporativos y úsalos siempre
  • Ten tu propia tipografía y usala en todo momento
  • Haz que tu equipo de trabajo utilice uniforme para realizar tareas laborales para darle valor y reconocimiento a tu marca

Muchas veces es difícil para un negocio pequeño invertir en todos estos detalles, pero puedes comenzar por algo y así ir adquiriendo cada uno de ellos. Por pequeña que sea la empresa siempre debe contar con una imagen corporativa para que los clientes te puedan reconocer e identificarse contigo. Las facturas, bolsas, y de más elementos deben hablar por sí solos sobre tu negocio.

Haz la diferencia

En la actualidad te puedes conseguir con muchos negocios que se encarguen de vender lo mismo y es allí donde debes conseguir lo que te haga destacar y ser diferente del resto. Para qué las personas van a adquirir el mismo producto que tú ofreces a un costo mayor, pues es allí donde debes marcar lo que te hace único y te distingue.

La mejor manera de diferenciarte es a través de las características positivas de tus productos o servicios. Para ser rentable en cualquier negocio debes lograr sobre salir por encima de otros negocios de la misma índole, el punto está en encontrar eso que solo tú posees.

Ahora vamos a hacer la comparación para que se te haga más sencillo ver lo importante que es contar con un producto diferenciado:

  • En este mercado seguramente conseguirás a muchos clientes, pero también bastante competencia, pues esta es la forma más común de negocio que existe
  • En los productos no diferenciados los clientes se basan en el precio como factor determinante para realizar la compra o adquirir el servicio
  • El margen es pequeño
  • Muchas veces nos vemos en la necesidad de reducir gastos para poder vender con costos bajos y lograr que más clientes nos prefieran. En este caso corres el riesgo de perder la calidad de tu bien o servicio.

Productos Diferenciados

  • Son productos exclusivos para un sector específico del mercado.
  • Aquí podemos conseguir un número más reducido de clientes, pero también te conseguirás con menos competencia.
  • En la mayoría de los casos estos productos poseen una imagen corporativa clara y reconocible que los hace únicos y originales.
  • Podemos colocar un precio mayor y así aumentar el margen.
  • Las personas no deciden comprar el producto solo por su valor, sino por los beneficios que ofrecen y que no puedes encontrar en el productos o bien que posee la competencia.

Podemos colocar muchos ejemplos de un negocio que ha optado por ser generalista y uno que se ha enfocado en su público objetivo y ha creado un producto único que puedes diferenciar fácilmente.

Para que lo veas de forma mucho más clara. No es lo mismo contar con una tienda deportiva generalizada donde vendes muchos artículos de este ámbito a ocuparte de un deporte específico y volverte un especialista en la materia y destacarte por ofrecer buenas marcas a precios que pueden ser competitivos sin que necesariamente sean los más baratos.

Este ejemplo lo podemos llevar a nuestra comunidad y analizar lo que hacen los negocios cercanos y cono han enfocado sus esfuerzos. La pregunta que debes hacerte en este punto es ¿Si ya sabes en que te diferencias de tu competencia? Si la respuesta es no, es momento de comenzar a pensarlo y hacer algo por eso.

EL MARKETING ES SIMPLEMENTE UNA BATALLA DE PERCEPCIONES

Según la Ley de Percepción de Las 22 leyes inmutables del marketing” de Al Ries y Jack Trout el marketing no es una batalla de productos, sino de percepciones. La percepción y la manera en la cual nuestros clientes nos perciben en fundamental a la hora de lograr una venta.

Cuando de marketing se trata todo se basa en esto, en la percepción. Lo ideal es que nuestro público nos reciba de forma positiva, pero la percepción puede ser positiva y negativa, en nuestras manos estará cambiarlo para nuestro beneficio.

Para esto es importante que trabajemos en la imagen que ofrecemos a nuestros clientes. Por lo tanto, no solo debemos trabajar en la calidad de nuestros p roductos o en los precios, sino en comprender cómo nos ven los clientes y cómo podemos potenciarlo para que sea como más no conviene.

Muchas veces nuestros clientes nos pueden percibir como un servicio lento o caro, como inexpertos o lo contrario como expertos. El cliente siempre se hará una idea del servicio o productos que ofrecemos y a veces será difícil cambiarla, pero no es imposible una vez que conocemos cuál es.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Los pequeños negocios se encuentran frente a grandes retos en la actualidad. El internet también sigue llevándose parte de los clientes y enamorándolos con la rapidez y sencillez de sus transacciones, sin embargo debes saber que también un gran número de personas prefieren aún las tiendas físicas para realizar sus compras.

Esto se debe a que más que un producto compramos emociones, momentos, experiencias y nos sigue pareciendo práctico caminar, probar, degustar, mirar y tocar antes de realizar alguna compra definitiva. No hay nada de malo en esto, solo que nos da la tarea de estudiar mucho más nuestras opciones y trabajar en el marketing.

El marketing no es más que encontrar y llevar a cabo algunas estrategias para hacer mucho más visible nuestro negocio. En el caso de los pequeños comercios debes comenzar por colocarte un presupuesto y con este metas viables generales y luego específicas y según el tiempo que hayas estipulado medir los resultados.

Ocuparte un poco en la imagen corporativa de tu negocio y trabajar en la calidad de producto, sin que esto signifique un gran gasto. Además crear estrategias que impulsen el valor agregado de tu negocio. Con todo esto vas a lograr ser diferente y tener tu propio espacio en el sector que hayas escogido.